Kaiser – Construyendo carreteras, y puentes, con Cuba

posted on September 17, 2015

Lincoln Cushing
Escritor por património de Kaiser

English version of this article

File #CF-222 Cuba

Henry J. Kaiser (corbata de rayas) y Carlos Miguel de Cespedes, Secretaria de Obras Publicas, con socios y asociados cubanos del proyecto de la carretera.

Además de apoyar la Ley de Cuidado de Salud Asequible, uno de los logros más notables del president Barack Obama ha sido el comienzo de la normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba. Ha sido un relación difícil desde la guerra hispano-estadounidense (llamado por los Cubanos la guerra hispano-cubano-norteamericana) de 1898, pero el brazo largo de la historia de Kaiser ofrece algunas historias positivas.

En 1927 Henry J. Kaiser adquirió un contrato de $20 millones para construir 200 millas de carreteras en Cuba. Esta fue la hermosa y moderna Carretera Central, corriendo casi toda la longitud de la isla.

Fue una gran oportunidad para Kaiser, y su éxito ayudaría lanzarlo en el área nacional. Él ya había trabajado en proyectos en Canadá, y estaba ansioso para los retos y beneficios del proyecto cubano.

La construcción de la carretera

Cuban Central Highway map, circa 1937

Mapa de la carretera central de Cuba.

El contrato total fue para aproximadamente 692 millas de carretera, 481 de las cuales se concedió a la Warren Brothers Company de Boston, Massachusetts (con quien Kaiser se había asociado en 1927 reconstruyendo los diques del río Mississippi), y 211 millas otorgado a la Compañía Cubana de Contratistas. La porción de la carretera subcontratado a Kaiser Paving Company (la empresa de pavimentación de Kaiser) era de aproximadamente 200 millas.

"Steamrollers,"  Kaiser Paving Company Cuban Central Highway construction, Camaguey, 1927; CF 431-646

Aplanadoras, Kaiser Paving Company, foto de la Consejería de Obras Pública de Cuba

La porción hecha por Warren Brothers y Kaiser Paving Company incluye las provincias de Pinar del Río, La Habana, Camagüey y Oriente, mientras que la Compañía Cubana de Contratistas se ocupó por construir la carretera en la provincias de Matanzas y Santa Clara.

El pavimento construido bajo el contrato de Warren Brothers era de 20 pies de ancho con un base de 6 pulgadas cubiertas por una superficie Warrenite de 2 pulgadas. Warrenite era un material patentado de superficie de carretera denso y resistente, compuesto por piedra y cemento bituminoso.

Los planes de la Carretera Central, preparados por un gabinete de ingenieros que trabajan en colaboración con el Departamento de Obras Públicas de Cuba y su ingeniero jefe, pidieron para la construcción de una carretera con un mínimo de pendiente y una curvatura restringida. Esto exigió la excavación de cortes profundos atravesando secciones montañosas y rellenos excepcionalmente pesados a través de valles y depresiones. En muchas secciones el material de relleno era de barro inestable y fue necesario poner un refuerzo de roca quebrada entre la tierra y la base del pavimento debido a que las estaciones húmedas y secas alternadas crearon una encogimiento que frecuentemente rompía el pavimento.

File #CF-610 Cuban Highway Construction

Kaiser Paving Company, en algún lugar de Cuba, alrededor 1928

Una de las peculiaridades de la carretera fue la ausencia de cruces de ferrocarril, y la inserción de cruces reforzados para… carretas de bueyes. Los caminos utilizados por los carros cargados de bondad rural se construyeron a lo largo de la carretera principal, con bloques de granito insertado en los pasos para proteger el pavimento.

La carretera también necesitaba aproximadamente 500 puentes. Algunos de los puentes de acero a lo largo de la carretera fueron prefabricados en los Estados Unidos bajo la supervisión de la empresa HC Nutting Co., de Cincinnati, Ohio.

El contrato entre el Warren Brothers Company y Kaiser Paving Company fue fechada el 19 de febrero 1927. Kaiser Paving Company comenzó a trabajar el 4 de marzo de 1927. A pesar de que la fecha de finalización estaba prevista el 31 de julio 1931, en el estilo clásico de Kaiser terminaron un año antes de lo programado.

Kaiser puso a sus hombres de mayor confianza a cargo de la operación. Alonzo B. Ordway era el director general y Clay Bedford fue el ingeniero de oficinas (más tarde el director general). Kaiser también contrató a George Havas, un expatriado húngaro que trabajaba como supervisor de una plantación de banano, como el ingeniero de la oficina. Havas era tan excelente en su equipo que ascendió a ingeniero jefe y sirvió a Kaiser Industries por muchos años después.

""Ingersoll-Rand air compressor with 310 cubic foot capacity,"  Kaiser Paving Company Cuban Central Highway construction, Camaguey, 1927; CF 431-646

Compresor de aire Ingersoll-Rand, Kaiser Paving Company, foto de la Consejería de Obras Públicas de Cuba

Los términos del contrato exigían que la mayoría de la mano de obra se hicieron por la fuerza laboral cubana, con los extranjeros solamente tomando las posiciones claves. Estro resultó ser una bendición complicada. Henry Kaiser fue uno de los primeros en utilizar la mecanización en la industria de la construcción de carreteras, pero las condiciones en Cuba frustró sus planes. Pronto descubrió que en muchas ocasiones utilizando burros y la mano de obra local era el método más barato y rápido de construir en vez de importar equipo mecánico. La experiencia apoyó la confianza que Kaiser tenía en el factor humano en la producción. Resumió el trabajo en Cuba de esta manera:

Nos enteramos de que no se puede conseguir buen talento en una organización simplemente ofreciendo altos salarios. Uno y los hombres con que trabajan en conjunto deben capacitarse para abordar obras más y más grandes.

Kaiser Permanente y Cuba ahora

El legado más grande de Henry J. Kaiser, el plan de salud Kaiser Permanente (Kaiser Permanente Health Plan), ha sustituido a la construcción de carreteras con el cuidado de salud – hay una conección con Cuba. Desde 2012, una subvención de Kaiser Permanente Community Benefit ha apoyado Cooperación de Educación Médica con Cuba (MEDICC) con sede en Oakland cómo un canal para médicos para el programa de Servicio Comunitario. El “canal” busca aumentar el número de médicos diverso y socialmente comprometidos en la comunidades marginadas, y ha prestado su apoyo a más de 50 estudiantes de medicinas estadounidenses, que son minorías y de bajo ingresos, que han entrenado en la Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba en la forma de pasantías de verano y colocaciones en clínicas. Sarah Hernández, Estudiante de Sacramento, comentó sobre su experiencia:

Hay un montón de cosas que aprender, pero me motiva a trabajar más duro y encontrar aquellos nichos donde puedo aplicar mi excelente educación médica cubana con entrenamiento clínico estadounidense… ser expuesta a un ambiente clínico en los estados unidos es esencial para mi formación y mis oportunidades de especialización.


Gracias a Leandro Torrella y la University of Miami Libraries por apoyo en identificar Carlos Miguel de Cespedes en el foto superior.

Short link to this article in English
Enlaze corta a este artículo en español

Tags: ,

Leave a Reply

We cannot accept comments from users under the age of 13. Please do not include any medical, personal or confidential information in your comment. Conversation is strongly encouraged; however, Kaiser Permanente reserves the right to moderate comments on this blog as necessary to prevent medical, personal and confidential information from being posted on this site. In addition, Kaiser Permanente will remove all spam, personal attacks, profanity, and off topic commentary. Finally, we reserve the right to change the posting guidelines at any time, at our sole discretion.